El Ciclo Teatro Ité continúa este viernes y domingo en el Parque

La segunda instancia de este ciclo co-gestionado entre el Parque del Conocimiento y el Instituto Provincial del Teatro Independiente -IPTI-, se realizará este fin de semana con las obras Esquizofrenia del Arte (viernes a las 20 Hs. en el Teatro Lírico) y Malas Palabras (domingo 17 Hs. en el Teatro de Prosa). Entrada libre y gratuita. Los mayores de 13 años deberán presentar Pasaporte Sanitario.

El Ciclo Teatro Ité busca fortalecer y visibilizar la actividad teatral de la provincia. Las obras surgen de una selección realizada por el IPTI a través de una convocatoria a obras de teatro independiente de toda la provincia de Misiones que se encuentran en cartel, las cuales se programarán de a dos, el tercer fin de semana de cada mes.

Esquizofrenia del Arte (recomendado adolescentes y adultos)

Viernes 20, 20 Hs. • Teatro Lírico

Un personaje y sus dos caras en un espectáculo clownesco imperdible

Enamorado del arte del clown, el actor Jonathan Vázquez encuentra su lugar dentro del mundo del teatro con su unipersonal escrito, dirigido e interpretado por el mismo Vázquez. La obra muestra el universo interno de un payaso que sufre un trastorno de bipolaridad, una de las fases de la esquizofrenia. Una eterna batalla entre el bien y el mal, entre lo sistemático, frío, emocional y cariñoso de cada uno. Boogie (la parte mala) idea un plan para poder separarse de Hoogie (la parte buena) dando pie a un trayecto mágico, lleno de risas y palpitaciones de corazón, usando armas como la verdad, los recuerdos, atravesando las olas del amor, la libertad, el arte y la muerte. Trascendiendo el tiempo y el espacio, el público se va envolviendo a través de los recuerdos, hasta entender que de ellos mismos podemos sacar a la luz cosas increíblemente poderosas.

Malas Palabras (apta para toda la familia)

Domingo 22, 17 Hs • Teatro de Prosa

La identidad como eje de un espectáculo reflexivo

Flor, la protagonista de esta obra, ha llegado a ser escritora y en su escritorio, su mundo de trabajo, nos cuenta su historia de vida con los objetos que la acompañan diariamente: lápices, libros, lupa, tijera y todo su entorno; estos encarnan a su familia y amigos de la infancia. No hay edad para el espectador, niños, niñas y adultos se mezclan en la recepción y el binomio parece configurarse como el espectador modelo. Una obra que además de su mensaje, deja una reflexión resonando cuando culmina la función. ¿Y yo quién soy? ¿De dónde vengo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *