Artículo de opinión: Peronismo y asado Peronismo y asado

(Escribe: Mario “Pichi” Esper)

“Les he dicho todo esto pero pienso que pa´nada,
porque a la gente azonzada no la curan con consejos:
cuando muere el zonzo viejo queda la zonza preñada.” A.J.

Hace algunos días hice una publicación en una red social muy masiva que generó un interesante debate social al respecto de las utilidades del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) otorgado por el Gobierno Nacional y destinado a los sectores más postergados de nuestra sociedad.
Las reacciones de propios y extraños fueron muy diversas, incluso llevaron a que una persona de mi equipo técnico bajara el posteo y que varios compañerxs me recomendaran tener otra “forma de comunicar” ahora que soy funcionario nacional.
En mi opinión (luego de varios días del hecho, habiendo estado atento al veredicto de unos y otros, a los ataques más o menos sistemáticos de algunos medios de comunicación locales, a las “recomendaciones” en privado de los propios y al “aguante” público de compañeras y compañeros) la razón más importante a tanta crítica al posteo fue la de utilizar “inocentemente” las palabras “peronismo y asado” en una misma publicación y el hecho de tener un cargo en la administración nacional.

Pero no es inocente la persecución mediática y la exigencia “apolítica” de no usar el cargo público para “hacer política” (para que utilizaría el cargo entonces??).
Incluso alguien por ahí sostuvo que este es un organismo técnico y no se lo puede vincular con ningún “color político”. Posta. Les juro. Hasta alguno le pareció que mientras estuviera en la función debería “evitar” hablar de peronismo.
Esa “inocencia” se parece mucho a la que “practican” algunos medios nacionales que influyen fuertemente en la opinión pública para atacar a funcionarios y dirigentes nacionales de este gobierno cuando toman decisiones contra sus intereses y/o privilegios.

En este caso, con excelente habilidad comunicativa de tipo “fake news” lograron que comentaran contra un posteo que no habían comprendido, que incluso ni siquiera leído, un sector de la sociedad beneficiaria del IFE a la que mi comentario además reivindicaba. Muy jauretchano.
Don Arturo, en el Manual de Zonceras Argentinas advertía que una zoncera se basa en un sofisma cuya fuerza no se da por la argumentación, todo lo contrario, excluyéndola y “actuando dogmáticamente mediante un axioma introducido en la inteligencia —que sirve de premisa— y su eficacia no depende, por lo tanto, de la habilidad en la discusión como de que no haya discusión. Porque en cuanto el zonzo analiza la zoncera, deja de ser zonzo”.

Es decir, la zoncera tiene la característica de tomar desprevenido al sentido común.
Bueno, yo dije y sostengo que con el IFE mucha gente come asado. Sencillo. Real.
Y ellos dijeron: es una barbaridad!! tienen que seguir con el choripan!!
Acá la zoncera: “un funcionario público no puede emitir una opinión política” (el sofisma, el axioma, el dogma) y en realidad lo que dicen es “no puede emitir una opinión peronista”.

Pero los peronistas, el pueblo, los grasitas, nosotros y nosotras, cuando tenemos una posibilidad nos damos el gusto. Garantizamos la leche, el pan, la carne, el puchero, el guiso con el IFE y porqué no, hacemos un fueguito, porque volvemos a tener Patria.
“Un funcionario nacional dijo que la gente come asado con el IFE”.
Pum. Listo. “Palo y a la bolsa” como diría Fontanarrosa. No hay remate. No hay argumentación. No hay investigación. Nada. Solo copia de pantalla y viralización.
Cierto es, muchxs compatriotas están pasándola mal.
Pero eso es por culpa del neoliberalismo, no de los militantes de este gobierno.
Para ubicarnos en situación, el trasfondo de esto es un ánimo de “acomodar” a un militante peronista dentro de un molde descartable de funcionario políticamente correcto.
Bueno. No. Gracias.

Quedensé tranquilos aquellos que piensan como yo y que confían en mí en esta administración.
Tomen asiento quienes esperan mis errores para echarle la culpa a mis convicciones.
Tengan un poquito mas de paciencia aquellos titulares de derechos que necesitan resolver trámites, que ya nos estamos acomodando para hacer una gestión única en Anses Posadas.
Finalmente una aclaración: no me desperonizo nada!.
No pienso dejar mis convicciones en la puerta de la UDAI.
Abrazo cariñoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *